Fotos de mis viajes por el país

martes, 19 de julio de 2011

Soberanía y globalización

Después de la segunda guerra mundial se consolida el contacto entre los Estados. Asi se hace posible el acercamiento político, económico y social entre países debido a los avances tecnológicos y de las comunicaciones. El Estado se convierte en un Estado Benefactor que es el principal actor de la actividad económica, generando energía, infraestructura, ocupándose de la educación, la salud y el desarrollo tecnológico. Su esplendor se registró entre los años 50 y 70.
Los problemas financieros de la crisis mundial de los 70, además del avance tecnológico y científico, da origen a una nueva fase del capitalismo llamado neoliberalismo conjuntamente con el nacimiento del Estado posfordista.
De esta forma la prestación de servicios pasan al sector privado y los gobiernos nacionales y la ONU y todas las organizaciones internacionales transforman a la sociedad contemporánea en UNIVERSAL Y HETEROGÉNEA.
Los movimientos de independencia y descolonización marcaron el inicio de la característica universal de la sociedad internacional actual. Países anteriormente colonizados entraron en la comunidad internacional a través del sistema de mandatos, quedando en una especie de tutela por parte de los Estados fuertes.
Una vez consolidado el sistema internacional, la necesidad de establecer reglas, normas y leyes lleva al perfeccionamiento del derecho internacional, que se define como un conjunto de reglas jurídicas que rigen las relaciones entre Estados y otras entidades sociales dotadas de un poder de autodeterminación.
Así el Derecho Internacional comienza a establecer normas negativas y DELIMITA LA SOBERANÍA CON EL FIN DE PROMOVER LA COOPERACIÓN.
Establecidas las reglas de juego, los Estados se centraron entre otras cosas, en defender su territorio frente al ataque exterior. Pero el sistema internacional no es estático y las fuertes relaciones que se fueron creando entre los Estados aceleraron el proceso globalizador.
La globalización es equivalente a la acción a distancia, a la desterritorialización y al desplazamiento por parte de la sociedad global de personas, cosas e ideas.
Los vínculos globales abarcan desde el sistema bancario internacional, mercados, interdependencia económica-militar, migraciones, intercambio de intelectuales , flujos de energía y tecnología.
Los principales centros de comando se encuentran distribuidos en instituciones, organizaciones, agencias, corporaciones internacionales y multilaterales. Todo es tocado por la globalización: no se escapan las ciencias, las líneas de pensamiento, las idiologías.
Se ha profundizado la interdependencia mundial, que es compleja y contradictoria, integradora y antagónica, presentando grandes dilemas...
Por lo tanto trajo aparejado la aparición de problemas globales: crisis ecológica, crisis nuclear, drogas, violencia organizada, terrorismo, biotecnología, monopolios.
En esta era los problemas nacionales se mezclan con los globales.
Por lo tanto, el Estado y sus instituciones políticas están en crisis, dado que el mundo actual ha creado espacios para otras estructuras de poder y polarizaciones de intereses.
A pesar de todo, el Estado sigue siendo un actor social privilegiado al ser EL PRINCIPAL ACTOR POLÍTICO EN LA TOMA DE DECISIONES TANTO NACIONALES COMO INTERNACIONALES. Aunque existen limitaciones y presiones provenientes del ámbito externo, las decisiones políticas fundamentales como el mantenimiento del orden, políticas de desarrollo, iniciativas sociales y las relaciones internacionales siguen siendo posesión del Estado.
Hoy los Estados son espacios, territorios y eslabones de la sociedad global y por lo tanto se ha hecho necesario repensar conceptos políticos que antes eran absolutos como la SOBERANÍA-

No se encuentra bajo discusión que para que un ESTADO EXISTA DEBE AUTODETERMINARSE y por lo tanto evitar la intervención de voluntades ajenas dentro de su territorio. LOS ESTADOS SON AUTÓNOMOS Y PUEDEN DETERMINAR SU PROPIA ESTRUCTURA, ORGANIZACIÓN Y GOBIERNO Y SOLUCIONES A SUS PROBLEMAS, PERO LA EVIDENTE INTERDEPENDENCIA POLÍTICA ECONÓMICA Y TECNOLÓGICA DE CIERTOS ESTADOS HACIA OTROS, EN ESPECIAL DE LAS POTENCIAS, OBSTACULIZA LA ACTUACIÓN DEL PASADO CONCEPTO DE SOBERANÍA.
El idear organismos económicos regionales que estimulen el desarrollo económico parece ser el nuevo camino, pues junto a las nuevas alianzas militares serán las que determinarán el futuro. DE ALLÍ LA IMPORTANCIA DE CONSOLIDAR UNASUR PARA NUESTRO CONTINENTE.
David Held de la London School of Economics considera que el concepto de SOBERANÍA POLÍTICA se ha convertido en algo obsoleto. La globalización da lugar a una serie de condicionamientos QUE REDUCEN LA LIBERTAD DE ACCIÓN DE LOS GOBIERNOS Y LOS ESTADOS, LOS CUALES AL AUTOLIMITARSE TRANSFORMAN SUS DECISIONES.
Según este autor, la soberanía se debe entender y analizar hoy como un poder QUE ES PERCIBIDO COMO ALGO FRACCIONADO POR TODA UNA SERIE DE ACTORES-NACIONALES-REGIONALES-INTERNACIONALES Y QUE SE ENCUENTRA LIMITADO JUSTAMENTE POR ESTA PLURALIDAD.
Hoy los ámbitos tradicionales de los Estados como la defensa y la economía, ya no pueden llevarse a cabo sin la colaboración internacional.
LA SOBERANÍA EXISTE AL NO RECONOCERSE ALGO SUPERIOR EN AUTORIDAD Y PODER, PERO EL CONCEPTO SE DILUYE CUANDO LOS ESTADOS ACEPTAN Y ESTABLECEN SEGÚN SUS INTERESES, RELACIONES QUE DAN PIE A INVOLUCRARSE EN LOS NEGOCIOS DEL OTRO.
En este contexto es necesario el desarrollo de la imaginación y la creatividad para encontrar métodos alternativos que contrarresten los efectos negativos de la globalización, sin olvidar que desde las decisiones que se tomen desde el Estado, pueden lograrse grandes cosas...